miércoles, diciembre 10, 2008

Comisión Europea publica directrices para la Televisión Móvil

La Comisión Europea ha adoptado hoy una medida para fomentar los servicios de televisión móvil en la UE. Para ello ha publicado una serie de directrices sobre la autorización de la televisión móvil con vistas a agilizar la implantación de este servicio en toda Europa.
Se prevé que los ingresos de la televisión móvil en todo el mundo alcancen una cifra superior a los 7 800 millones de euros en 2013. Además de la adición de la norma DVB-H a la lista comunitaria de normas oficiales en marzo de 2008 (IP/08/451), estas directrices manifiestan el firme compromiso de la Comisión en favor de una promoción rápida de los nuevos servicios para los consumidores europeos.

Viviane Reding, Comisaria comunitaria de Telecomunicaciones, ha declarado que: «Los lanzamientos comerciales con éxito de la televisión móvil en Austria, Italia, Finlandia y los Países Bajos han probado que los procedimientos eficaces de autorización constituyen un factor fundamental para la rápida implantación de la televisión móvil. (...) Por esto queremos orientar a los Estados miembros sobre cómo facilitar a la industria la puesta en marcha de estos servicios innovadores de la forma más rápida y sin problemas. Somos partidarios de la colaboración de todos los agentes económicos interesados, incluidos los organismos de radiodifusión y los operadores de telefonía móvil y de plataformas, y nos oponemos a una normativa gravosa o a unos procedimientos onerosos de autorización para la introducción de la televisión móvil en Europa».
En estrecha colaboración con los Estados miembros y la industria, la Comisión ha determinado los principios fundamentales a que los reguladores y los Gobiernos de los Estados miembros deberían atenerse al autorizar a los operadores a prestar servicios de televisión móvil.

Las directrices de la Comisión persiguen mantener el impulso de la televisión móvil a escala comunitaria para crear un entorno reglamentario coherente y favorable con vistas al despliegue y la implantación de este nuevo servicio (IP/07/1118).
Las directrices señalan que un procedimiento directo, transparente y no discriminatorio de concesión de autorizaciones es la clave de un planteamiento acertado que evite los retrasos. La calidad del servicio prestado a los clientes, incluida la cobertura en interiores y la calidad de la transmisión, debería ser una de las condiciones de la autorización. Además, las directrices recomiendan que se retiren las frecuencias reservadas para la televisión móvil si el servicio no se ha puesto en marcha en un plazo razonable de tiempo. También aconsejan que los reguladores mantengan abierto el proceso de autorización a todos los agentes del sector y que fijen condiciones que estimulen la cooperación entre los operadores de telecomunicaciones (que prestan el servicio) y los organismos de radiodifusión (que suministran los contenidos).
Finalmente, las directrices propugnan que la industria se cerciore de que los servicios de televisión móvil en formato DVB-H sean compatibles en cada país de la UE, para lo cual se podría optar por tecnologías no patentadas que todos los consumidores puedan utilizar, sin necesidad de nuevas conexiones y sin importar el aparato que utilicen, para poder acceder a los contenidos de la televisión móvil.

Noticias de Europa

OECD - Information and Communications Policy

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.